Alarido de Dios de José Vilar-Bou

Con Alarido de Dios me he encontrado con una rara avis dentro del genero de la fantasía, el autor, José Miguel-Bou se respalda en una historia costumbrista/estereotipada dentro del genero. Lo típico dentro del genero: Un reíno se encuentra al borde del colapso por la invasión de una raza indeterminada ( en este caso demonios) lo cual pone en peligro el status quo de una civilización aposentada en la comodidad adquirida por sus antepasados. Hasta aquí llegan las similitudes de Alarido de Dios con las cientos, miles de novelas dentro del genero de la fantasía. Enmarcada en un mundo superviviente de los desbarajustes cometidos por nuestra actual civilización, la humanidad ha mutado en una sociedad medieval, donde el recuerdo de los antiguos habitantes del planeta (el mundo tal y como lo conocemos en la actualidad) no es más que tinta parta mitos y leyendas. En esta post-sociedad, en este nuevo mundo el acero es la moneda de cambio en cualquier conflicto.

Con una prosa más cercana al realismo sucio el autor despliega una historia donde los personajes se comen la trama, estamos en un claro caso de: es más importante el contenido que el continente. La contraposición de los dos personajes principales, el moralmente impoluto diplomático de Sdtadtz, Dedekaer y el rudo y brutal Vervoék (cuchillo de Ü) háran las delicias de los aficionados a los diálogos ingeniosos y cargados de una ironía deliciosa. Dedekaer representa a la civilización más moralmente desarrollada y con valores éticos tan explorados dentro de la fantasía más clásica. Con Vervoék el autor desarrolla el concepto de fantasía más oscura, tan de moda estos últimos años (lo que se denomina Dark Fantasy o fantasía oscura de toda la vida de Crom).

Conforme la historia va avanzando la crudeza y las situaciones más Weird se van abriendo paso a los ojos del lector, llegando a unas cotas de violencia insopechadas y a la vez atrayentes, en muchas ocasiones el punto álgido de las novelas de Fantasía Oscura es cuando se desarrollan acontecimientos de violencia explicita, con Alarido de Dios esta dicotomía pasa a ser el modus operandi de un mundo en guerra, donde la violencia pasa a ser banal, el matar o morir, no hay más.

Drama, violencia, amor, humor, ironía, sexo… belicismo son algunos de los elementos que se pueden encontrar en esta novela aunque a mi parecer uno de sus ejes centrales es la brutalidad de un entorno donde el hombre no es más que una pieza en el juego de poder y donde la supervivencia es el único objetivo claro en el devenir de un mundo podrido por los intereses de una élite deshumanizada y un pueblo avocados al ostracismo como modo de vida. Los cuentos de hadas pueden servir como bálsamo pero cuando la vida te golpea sin compasión es mejor que espabiles o te arrollara sin ninguna contemplación y es esta la lección que nuestro personaje principal (Dedekaér) tendrá que aprender para sobrevivir ¿podrá hacerlo? esta respuesta la encontrareis entre las paginas de este magnífico libro.

David Alarcón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s