DETECTIVES DE LO SOBRENATURAL

Escrito por Miguel Martín Cruz y @Gema del Prado Marugán

Nos gusta el género negro, sobre todo la ficción detectivesca. De Sherlock Holmes a Philip Marlowe, de Sam Spade a Nick Slaughter, de Jessica Fletcher a Ford Fairlane. La figura del detective o investigador privado siempre nos ha cautivado. También somos fanáticos del terror por lo que, cuando ambos géneros colisionan… Oh, amigos, qué gozada.

No teman. Lo que tienen delante no es un repaso exhaustivo a todos los detectives de lo sobrenatural que existen en los distintos medios, sino más bien una breve revisión por aquellos personajes que más nos gustan y/o que más nos han influido a la hora de dar vida a nuestro propio investigador paranormal: el detective Solo.

CÓMIC

Para ser sinceros, nuestro detective predilecto proviene directamente del noveno arte: John Constantine, creado por Alan Moore en las páginas de La Cosa del Pantano, nos ha dado tantas alegrías que es imposible no erigirlo nuestro líder espiritual. Fumador empedernido, chulo impenitente y con un don innegable para meterse en líos (y para que aquellos que lo rodean salgan siempre malparados), Constantine se ha enfrentado con demonios y monstruos de toda índole. Imposible no mencionar la labor de Jamie Delano desarrollando la personalidad del personaje en su primera etapa, así como el mejor arco argumental perpetrado por el inmenso Garth Ennis en “Hábitos peligrosos”.

Desde la editorial italiana Bonelli han surgido míticos investigadores de lo oculto como Martin Mistery, aunque nosotros sentimos mayor debilidad por Dylan Dog, creado por Tiziano Sclavi. Este ex agente de Scotland Yard, acompañado de su fiel Groucho, investiga toda suerte de casos paranormales en el Londres actual. Los homenajes a películas, series y personajes clásicos del terror se suceden sin control en sus aventuras, siendo el propio Dylan un émulo del actor Rupert Everett. Humor, terror y un halo de melancolía son las señas de identidad de la serie. Más reciente es el cómic de Bonelli Dampyr, de Mauro Boselli y Mauricio Colombo. Narra las aventuras de Harlan Draka, medio vampiro y medio humano, héroe trágico que investigará el paradero de su vampírico padre viajando a lo lago y ancho del mundo mientras se enfrenta a los señores de la noche y monstruos varios durante su recorrido. Una bonita manera de empaparse del folclore más terrorífico de cada región del mundo; de hecho, no hace demasiado el bueno de Draka visitó España, haciendo paradas en Madrid y Barcelona.

No por demonio Hellboy, creación de Mike Mignola, deja de ser un investigador de lo oculto; de hecho forma parte de la Unidad de Defensa e Investigación Paranormal, salvaguardando el mundo a base de mamporros. Asimismo no podemos dejar de mencionar a Rowland y Paine, los jovencísimos investigadores (y muertos) de La Cruzada de los Niños, de Neil Gaiman, así como a Wesley Dodds, el primer Sandman (Bert Christman y Gardner Fox) que, ataviado con una máscara de gas y empuñando una pistola que emite gas sedante, se ve metido de lleno en más de una trama con aroma pulp.

LITERATURA

Si tuviéramos que quedarnos con un detective de lo oculto de la literatura elegiríamos sin dudarlo a Charlie Parker (John Connolly). El bueno de Parker es violento, oscuro y con un arraigado sentido de la justicia (o de la venganza)… Y, poco a poco, caso a caso, sus aventuras se van tiñendo de un halo sobrenatural que alcanzan su cenit en “El ángel negro”; a partir de entonces, sin marcha atrás, sus casos serán más extraños y misteriosos. Imposible dejar de mencionar que los villanos que crea John Connolly son, de lejos, los mejor perfilados y los que más miedo dan.

Thomas Carnacki, personaje ideado por el gran William Hope Hodgson, se ve envuelto en las situaciones más peregrinas, a las que hará frente con una mente científica y un pentáculo eléctrico. Gracias a tales instrumentos descubrirá que muchos de los casos terribles a los que se enfrenta tienen en realidad una explicación racional (otros tantos no la tienen, son abiertamente fantásticos)… Algo similar a lo que le sucede a Harry Dickson (Jean Ray), una suerte de Sherlock Holmes americano que haciendo uso de métodos deductivos, resolverá cuestiones extravagantes que aparentemente no tenían una explicación racional (siendo muchas veces la solución menos plausible que si hubiera sido abiertamente fantástica, lo que a nosotros nos gusta llamar resolución “Scooby Doo”). Por el contrario John Silence, creación de Algernon Blackwood, es un doctor experto en parapsicología cuyos casos se llenan de presencias extrañas y ambientes ominosos; sus labores como investigador se entremezclan con las invocaciones mágicas con gran habilidad. Más reciente, Harry D’Amour (Clive Barker) también se sumerge por completo en el mundo sobrenatural (como en “La gran ilusión”), llegándose a enfrentar con el mismísimo Pinhead en “The Scarlet Gospels” (aún no traducido en España). Félix Castor, detective y exorcista freelance creado por Mike Carey, también las pasa canutas en un Londres repleto de monstruos y fantasmas, mientras que Jack Sawyer combate sus propios demonios (y a un asesino de niños que viaja entre dimensiones) en “Casa Negra”, de Stephen King y Peter Straub.

En España también hay grandes investigadores de lo oculto, como el inspector Serrano y Pedro Laespada (de Juan García Ródenas), involucrados en diversas pesadillas por esa ciudad consagrada al mal que resulta ser Albacete. Incluso Laespada llegará a correr muchas más aventuras en solitario, más despendoladas que nunca, en un Albacete alternativo llamado Albaville. Por su parte Rafael Núñez, el cazador de asesinos creado por Alberto López Aroca, también se ha visto arrastrado por las circunstancias en varios casos de temática sobrenatural.

En caso de estar interesados en el tema, les animamos a que corran a echar un vistazo al volumen “Los vigilantes del más allá”, editado por Valdemar, que incluye casos de otros detectives de lo sobrenatural tan míticos como el profesor Challenger o Martin Hesselius, así como “ULTHAR extraordinario: Doctores de lo oculto”, que incluye casos del pionero Flaxman Low y nuevas aventuras de Van Helsing, Jules de Grandin o un tal detective Solo.

CINE Y TELEVISIÓN

Pocos detectives envueltos en temas paranormales ha dado el séptimo arte, más allá de adaptaciones cinematográficas de personajes de la literatura (por ejemplo William Kinderman, policía de “El Exorcista”) o el cómic (Constantine, Hellboy, etc.). Tan solo mencionaremos a Harry Angel, aquel sudoroso sabueso enfrentado a un caso de Vudú en Nueva Orleáns (“El Corazón del Ángel”) o Ralph Sarchie, policía que intervino en un caso de posesión demoníaca en el Nueva York de “Líbranos del Mal”.

La televisión sí ha dado personajes míticos involucrados en la temática que nos ocupa, y nos resulta imposible no iniciar con Mulder y Scully de “Expediente X”: entre caso y caso de ufología, estos investigadores del FBI se enfrentaban con las más abominables criaturas, desde vampiros y zombis hasta parásitos y hongos. Y sí, a muchos (pero muchos, ¿eh?) marcianos. Antes que ellos, Jonathan Mackenzie y Edgar Benedek ya jugaban a la dupla creyente-escéptico en lo tocante a casos sobrenaturales en “Cazadores de Sombras”. Kolchak era un reportero investigador que, tratando de esclarecer casos extraordinarios, se jugaba constantemente su reputación periodística en “The Night Stalker”. Por su parte Frank Black, de “Millennium”, se veía las caras cada dos por tres con miembros de sectas ocultistas y algunos demonios con malas pulgas. Más en el terreno de la ciencia ficción, Olivia Dunham y Walter y Peter Bishop (“Fringe”) se jugaban el tipo frente a avances científicos potencialmente mortales, mientras que Jack Harness y Gwen Cooper (“Torchwood”) se las veían con criaturas galácticas bastante puñeteras con unas ganas terribles de dominar (o destruir, según el caso) nuestro planeta.

Por último, Sam y Dean Winchester llevan 13 temporadas (“Sobrenatural”) haciéndose cargo de su negocio familiar: cazar demonios… y ángeles, y leviatanes, y criaturas malignas, y… Tampoco podemos dejar de mencionar a Rust Cohle y Martin Hart (“True Detective”), que dentro de una trama más anclada a la realidad, se han enfrentado a un asesino en serie que parece estar vinculado con rituales paganos y un tal “Rey Amarillo”…

¿No se sienten más a salvo sabiendo que existen tantos y tantos detectives encargados de hacer frente a todos esos casos en los que no existe una explicación lógica que presagie una resolución fácil y feliz? Duerman tranquilos; ellos conocen las claves, manejan los hechizos, poseen los grimorios adecuados… Y, si hay suerte, tendrán una puntería excepcional.

Foto de Miguel Martin

38503157_1049756718506952_1588976911260844032_n.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s