Componentes humanos en magia, farmacia y religión

0733959c2fe4ada0c74d52e711fdb682
MJ Girling

El ser humano casi desde su inicio, pensaba que consumiendo partes concretas de animales podían poseer sus cualidades. Ojos, corazones, sangre… Ser más valiente, más veloz, más fuerte.

Pero algunos iban más allá.

Comerse órganos del enemigo muerto o sacrificado para poder absorber su energía y volverse más poderoso.

Basándose en eso, se crearon pociones, ungüentos, elixires donde (casi siempre en la clandestinidad) se usaban partes humanas.

Según “Las reglas de la magia de Frazer en su Rama Dorada”:

Ley de semejanza.
•Que lo semejante produce lo semejante, o que los efectos se asemejan a sus causas”.

Aquí entraría por ej.hacer una figura representativa de un enemigo con cera y clavarle agujas o enterrarla, e incluso para traer la fertilidad a una mujer estéril.

Aquí no se usan componentes humanos.

Ley de contacto o contagio.
•Que las cosas que una vez estuvieron en contacto se actúan recíprocamente a distancia aún después de haber sido cortado todo contacto físico.”

En esta clase de magia se puede usar prendas, pelo, uñas… de la persona que es objetivo del encantamiento.

Sangre, semen, lágrimas, pelo, uñas, saliva, grasa, piel, hueso… se podría decir que de un humano se puede aprovechar todo si sabes como.

La llamada magia roja (muchas veces la incluyen en la negra) se centra en la utilización de sangre (menstrual principalmente) y tejidos vivos. Es utilizada en la fabricación de bebedizos para conseguir fines sentimentales y sexuales.

En la magia negra africana se prepara el Muti (brebaje que puede curar enfermedades, hacerte invencible o atraer la buena suerte).

Normalmente esta compuesto de hierbas y pedazos de animales. Su practica mas extrema usa partes humanas.

Los órganos y extremidades de las personas albinas son muy apreciados en la magia negra africana.

Lo más fácil es profanar tumbas de los albinos, pero para que el Muti sea realmente efectivo y poderoso, debe arrancarse el órgano o la carne en vivo, pues su dolor y gritos da más potencia al posterior Muti.

Pero no tenemos que irnos muy lejos para descubrir como aquí daban usos de restos humanos.

Los Sacamantecas u Hombres del Saco también han estado muy presentes en la cultura popular.

pharmaceutical-vessel
 Foto: Museo de Farmacia, Cracovia

Hombres, mujeres y niños fueron asesinados para obtener materia prima para velas, ungüentos, cremas de belleza y medicinas milagrosas.

Hacer jabones con grasa de niños o mujeres jóvenes podían rejuvener.

Beber la sangre de un niño sano y untarse la grasa aún caliente en el pecho “curaría” la tuberculosis.

El polvo de huesos también era utilizado, pero incluso en medicina, seguramente para formulas magistrales.

La sangre como “fuente de vida y vitalidad”. Transfusiones, sanguijuelas, sangrías…la sangre siempre ha causado una fascinación especial al hombre por sus ” supuestas dotes curativas o rejuvenecedoras” Y si, Bathory sería una ferviente defensora de esta teoría.

Otro uso, esta vez en la Iglesia, eran las reliquias o relicarios de santos. Pelo, dientes, manos, dedos… Partes de santos con cualidades mágicas y sanadoras que incluso podían obrar milagros.

Por el otro extremo, la Brujería también podía crear talismanes con fines siniestros o poco éticos.

La mano de Gloria es un talismán hecho a partir de la mano de un ahorcado. Las usaban los rateros para causar un sueño profundo a los habitantes de la casa que robaban.

Fabricación:

hand_of_glory_by_gnarledgnome-dblvbj7
Hand of Gloryby GnarledGnome

Se escogerá la mano del crimen si fue homicidio y si no, la siniestra (izquierda)

Se drena la sangre y se envuelve en un trapo hecho con la ropa del difunto. Hay que encurtirla en sal, orina (de persona, perro o caballo), ahumada durante un mes en una quema de heno y hierbas.

Despues se cuelga de un roble tres noches, colocada en un cruce de caminos, de la puerta de una iglesia otra noche.

Para acabar se unta con la grasa de un ahorcado o de un dedo de un niño nacido muerto y se pone una vela en la mano de gloria.

Para invocar su poder había que recitar un encantamiento:

“Que aquellos que duermen caigan en sueño profundo,
que aquellos que están despiertos mantengan su vigilia.
Oh Mano de la Gloria, brilla con tu luz,
guíanos a nuestro botín esta noche.”

Escrito por Daciana Bratovich para Revista Vaulderie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s