H.P Lovecraft, el escritor.

Las obras de Lovecraft despiertan la fascinación y el interés de casi cualquier lector. Su manera de escribir danza entre la ciencia y el horror, llevandonos a extraños y abstractos lugares.

Su estilo es lento y solemne, extremadamente serio y sin contraposiciones cómicas o irónicas. Usa un tono de erudito, usando falsas bibliografías (propias o de sus amigos) para dar peso y autoridad a los misterios que nos presenta.

El conocimiento prohibido es uno de sus grandes atractivos. Extraños textos de civilizaciones ya extintas, lenguajes impronunciables. Aunque muchas veces ese conocimiento es utilizado y buscado para fines atroces, los héroes pagan caro el descubrimiento de la verdad descarnada. ¿Hay peor castigo que conocer la verdad y ser absolutamente impotente ante ella?

El tema más destacado de estos textos malditos son los cultos extraterrenos. Rituales para atraer la atención de seres tan aborrecibles y gigantescos que la humanidad no llega ni a interesarles. Ceremonias llevadas a cabo por engendros mitad humanos mitad monstruos. Ciudades perdidas de ciclopeas dimensiones y avanzada arquitectura.

Otras veces sus relatos tienen de fondo oscuros secretos familiares. Para un hombre tan orgulloso de su linaje como era Lovecraft, le fue fácil imaginar el horror que causaría una ascendencia maldita. “Las ratas en las paredes” o “El caso de Charls Dexter Ward” serian dos buenos ejemplos.

32697810_981948851954406_7354784727330455552_n
Dibujo original del Cthulhu


Lovecraft tocó muchos temas en sus relatos, en muchos reflejando sus fobias o manías. Su racismo es bien conocido, y los barbaros sectarios normalmente los encasilla como cualquiera que no sea de “raza aria” (aunque hay excepciones, son pocas) Su xenofobia sufrió su pico más alto al vivir en New York (escribió varios relatos ambientados allí, y quizás Red Hook sea un buen ejemplo)

Las mujeres tampoco son su fuerte. Con poca mención o ningún protagonismo, las pocas mujeres que aparecen son fuertes, autoritarias y su sexualidad/fecundidad solo tiene connotaciones negativas.

(Cabe anotar que tuvo muchas escritoras y poetisas amigas, y siempre dijo: “la discriminación en contra de la mujer es una superstición oriental, de la cual los arios deberían liberarse”)

Lo que todos los relatos tienen en común es la indefensión de la humanidad ante fuerzas que no puede controlar. Hace sentir al lector pequeño e ignorante de las verdades que le rodean. Las únicas armas que cuenta la humanidad para combatir a todas esas criaturas es su intelecto y el uso de las ciencias.

Lovecraft grabó en sus relatos sus amores y sus odios, sus fobias y sus añoranzas. No cabe duda de que su talento plasmó de una manera totalmente innovadora su visión del mundo. Tanto fue así que cambió el género de terror y de la ciencia ficción.

hpl_arkham
Plano original de Arkham

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s