Demonios de piedra

“Demonios de piedra” relatos libre sobre las primeras Gárgolas. por Daciana Bratovich
No hay texto alternativo automático disponible.
Demonios de piedra
-Me dan mucha pena las Gárgolas- decía Pandora mientras ayudaba a ordenar la inmensidad de libros, pergaminos, grabados y demás papeles.- Que sino más triste.

-Pues si pequeña, no puedo ni imaginar la de vampiros que han caído en las asquerosas manos de los Brujos.- la Tzimi se quito las gafas y cerro los ojos.– Despojados de sus recuerdos e identidad. Y lo peor querida es que algunas temen más la libertad que a sus amos.

-¿Alguna vez viste una Gárgola? – Pandora miraba un grabado del s.XVI- ¿Son todas así de horribles?

-Por lo visto cada Gárgola es única, la transformación es dolorosa y traumática, casi es normal que tengan rasgos horrendos.- buscó entre los papeles y cogió unas hojas- Mi Sire si vió algunas, viajaba mucho, ya que la Espada apreciaba que se le diera bien “hablar” con la gente.

-¿Era diplomático?

-Ehmm- recordó en silencio las maneras “cortantes y afiladas” de Rãzvan- Sí, algo así.-Pandora la miro con cara interrogante.- Otra cualidad que tenía mi Sire era que adoraba los libros y la historia. Conseguimos salvar varios manuscritos sobre el asedio de Ceoris. Me ordeno que la restaurara y la transcribiera.- cogio unas hojas y comenzo a leer.

“Año del señor 1121.

Tal y como ordenó el Amo, nos reunimos en la llanura junto con los ejércitos de los demás Señores. La noche era despejada y brillaba una luna llena que permitía una visión excelente a mortales y ghouls .

La infantería […texto indescifrable…] junto con los arqueros en la zona oeste.

Nos disponíamos a atacar, confiando en nuestro valor y número claramente superior. Su chiquillo iba a la cabeza, dispuesto a vengar a todos sus congéneres e inflamando el odio que había en nuestros corazones contra esos malditos bastardos Tremere.

¡Nos dirigíamos hacia allí cuando el infierno bajo de los cielos y unas criaturas blasfemas y abominables cayeron sobre nosotros!

Seres de piedra con alas de murcielago. Ruego a Dios mi Amo que nunca se cruzen en su camino. Las espadas no hacían más que rascadas en su piel, con sus hercúleos brazos partían a los soldados por la mitad […texto indescifrable…] alzaron a gran altura caballos y jinetes y los despeñaban contra las rocas.

Muchos huyeron llenos de pánico y de los que combatimos, pocos hemos quedado con vida […texto emborronado…] …xander, su chiquillo, me veo en la difícil tarea de comunicarle que fue capturado por esos monstruos y conducido a la fortaleza Tremere”

-Según mis pesquisas, el chiquillo raptado era Alexander, un fiero guerrero de bellos ojos dorados. Muchos años más tarde se dice que consiguieron ver a un Tremere acompañado de una Gárgola de ojos dorados. El Tzimisce juraba que esa gárgola era su chiquillo. Nadie le creyó, pero luego la historia señalaba que bien podía serlo.

Gargoyles Attack by Herckeim on DeviantArt

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s